En la década de los 50 hubo un coche que causó sensación en el mundo de la competición y eso provocó que actores de la talla de James Dean pusieran su ojo sobre él, aunque tristemente esa historia no tuvo un final feliz. Nos referimos al Porsche 550 Spyder, es decir, un deportivo biplaza que carecía de techo y presentaba unas líneas aerodinámicas muy llamativas en aquella época, así como un peso muy bajo y un poderoso bloque bóxer en disposición central.

Auxietre & Schmidt

Un ejemplar muy exclusivo

Dado que su producción fue muy limitada, apenas se construyeron 90 unidades, cuesta mucho encontrarse con un ejemplar como el que tenemos en imágenes y cuando esto ocurre la cifra que piden por él suele superar los seis dígitos. En esta ocasión la encargada de ofrecer este Porsche 550 Spyder de 1955 es la compañía Auxietre

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here