50 años de puro poder…

50 años de puro poder…
 
Ford Mustang 2015
 
Por: Andrés Aiello
Es el 50 aniversario del Mustang y Ford lo está celebrando con el renacimiento de su modelo, presentando el mayor avance que el icónico caballo ha visto en varias décadas.
 

 
Un motor EcoBoost de cuatro cilindros turbo de 2.3 litros se une a las opciones tradicionales V6 y V8, mientras que el eje trasero, favorito de las carreras de un cuarto de milla, fue sustituido a favor de un montaje independiente. El auto es más ligero, bajo, delgado y más atractivo a la vista.
 

 
La línea del techo ha caído 32mm, mientras que la parte trasera es 70mm más larga y suma 15mm en el frente. Es una figura increíblemente musculosa y el esculpido cuerpo es mucho más moderno que el de la saliente quinta generación, que ahora se ve un poco torpe en comparación.
 

 
La nueva sexta generación aún tiene ese toque retro que busca el comprador de Mustang – un cofre largo, luces traseras en tres barras, botones analógicos en el tablero – al mismo tiempo que se muestra muy de avanzada.
 

 
Las opciones del motor también son de vanguardia. Por lo menos una de ellas. El V6 de 3.7 litros ha vuelto, básicamente sin cambios, mientras que el V8 de 5.0 litros ha recibido una serie de sutiles cambios de desempeño para que se parezca más a un motor Boss 302. (Ford aún no hace alusión a cifras de poder o rendimiento exactas, pero proyecta más de 420 caballos).
 

 
Todo eso suena muy bien, pero el nuevo I4 de 2.3 litros se llevará, muy posiblemente, la mayor atención.
 

 
El último motor de cuatro cilindros turbo en un Mustang vino en los años 80, un motor que no es recordado con cariño. Sólo daba 132 caballos de fuerza, pero esta nueva unidad EcoBoost dará más de 305 caballos de fuerza con una torsión (torque) de 300 libras por pie. Eso representa el mismo poder pero más torque que el actual V6 al mismo tiempo que, creemos, es más ligero y más eficiente. Es también el único motor de los tres que ofrece inyección directa.
 

 
Todos los motores estarán disponibles con transmisión automática de seis velocidades o transmisión manual. Aún no tiene esos lujosos sistemas de doble embrague (clutch).
 

 
La suspensión delantera también ha sido reconstruida y ha pasado a un sistema McPherson de doble cabezal que lleva la dirección más cerca al subchasis. Esto ha creado espacio para frenos más grandes, comenzando con un sistema de dos pistones para el V6 y el EcoBoost. El V8 tendrá un nuevo sistema de cuatro pistones, que también estará disponible como una opción para el EcoBoost. Por último, un nuevo sistema de seis pistones marca Brembo estará disponible para el V8, con mordazas y rotores similares a los que tiene el GT500 actual.
 
 

 
El interior también es totalmente nuevo. Siéntate ahí y todo se siente cómodo y familiar, pero compara con la versión actual del Mustang y verás el enorme avance. Todos los materiales son mucho mejores, con aluminio y cromo en lugar de plástico pintado. El tablero tiene un despliegue simple y simétrico, dominado en los modelos de alta gama por una pantalla táctil LCD de gran tamaño que funciona con MyFord Touch. Otra LCD más pequeña viene insertada entre los medidores análogos de velocidad y potencia, situados detrás de un volante un poco más pequeño.
 

 
Otras novedades tecnológicas incluyen el encendido sin llaves, conectividad con tu smartphone a través de Sync AppLink, regulador de velocidad (cruise control) adaptable y un nuevo control de estabilidad y tracción. Si la idea de tener estos asistentes de manejo en un Mustang no te agrada, no te preocupes, Ford ha tenido cuidado de incluir botones físicos en la base de la parte central del tablero que te permite accederlos de forma rápida y fácil sin tener que recurrir a las niñeras digitales.
Para terminar, para aquellos
 

 
que necesiten que el viento les corra por el cabello para lograr la máxima experiencia Mustang, hay disponible un modelo convertible. Un nuevo mecanismo eléctrico sube el techo en solo siete segundos – una enorme mejoría comparado a los 15 segundos que tarda el sistema hidráulico actual.
Por ahora, Ford no ha dado ninguna indicación sobre el precio del nuevo Mustang, pero por lo que hemos visto hasta ahora, la empresa tiene un ganador en sus manos. Los compradores más interesados tendrán que esperar casi un año, hasta el otoño de 2014, antes de que el auto llegue a las agencias de Estados Unidos. Los compradores en otros países tendrán que ser aun más pacientes, pues el lanzamiento internacional está contemplado para principios de 2015.
 
 
 

See video
Galería: 
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
50 años de puro poder…
 

PRIVACY POLICY AND TERMS OF USE CONTACT CUSTOMER SERVICE SEND US YOUR TIPS